dilluns, 12 de gener de 2009

De las llaves a las cerraduras. Del reciclaje al skipping

Para empezar hace falta situar el término skipping, ya que es muy poco usado, ni tan siquiera en el ambiente okupa extranjero, forma parte del slang (jerga) inglesa. Consiste en el acto de entrar en un contenedor de basura para buscar aquello que otros han tirado, normalmente comida.

Pero no comencemos por el final. Lo primero es buscar los motivos por los que existe este superàvit en los stocks. En primer lugar éste se ha convertido en un bien de consumo (por mucho que los aguerridos habitantes de la Inglaterra que relató Thompson se opusieran a ello) y en una especie de paranoia colectiva la posibilidad de la escasez de comida (si no recordemos la última vaga de transportistas en la que los stocks de los supermercados cayeron al 40 o 60% y hubo gente que montó en pánico pensando que moriría de hambre). Es por ello que la comida no se contabiliza según las necesidades si no según los stocks a llenar, de los cuales, una altísima cantidad no llega a venderse nunca. Es la predominancia de la oferta sobre la demanda.


Es por este motivo que en New York empezó un movimiento de clase media conocido como los freegan que recorrían la 5th Avenue en busca de la comida que tiraban las tiendas. Una comida que ni tan siquiera estaba en mal estado o caducada, simplemente el hecho publicitario de ser las que tienen el producto más fresco promovía el hecho de tirarla enseguida. Este hecho mezclado con la mala consciencia típica cristiana provocó indignación entre la gente que empezó a salir en masa para recoger la comida que se tiraba. Todo y estos antecedentes políticos, nunca han faltado personas que han tomado esto, y desde mucho antes, no des del argumento político si no más bien des de la pura subsistencia.


Fruto de la realidad que vivimos cotidianamente desde la okupación se han ido tomando posicionamientos que se han adaptado a las dos fórmulas básicas. El reciclaje como fórmula política que con la ayuda de textos y el conocimiento mutuo intenta que en mercados y tiendas de barrio no se tire el excedente y se comparta con ellos. En muchos casos deriva también en comida que se prepara en comedores populares. Y el skipping como práctica más cercana a la subsistencia. Ambas prácticas entran en competencia con aquellas personas que lo practican como forma de subsistencia (aunque de todas maneras se tira suficiente comida como para abastecer al 25% de la ciudad).


Entre estas prácticas además encontramos otras formas de conseguir la comida. Cultivarla, comprarla o asociarse a través de una cooperativa de consumo. Ésta última de gran auge entre los movimientos sociales y que conlleva una autorganizacion y autogestión muy grandes con respecto al resto (exceptuando la de cultivar que en entorno urbano está muy limitada) y que además asegura una experiencia que se basa en la propia capacidad y que es “heredable”.


La adopción de unas u otras prácticas se ve en mucho condicionada por la temporalidad y el sentimiento de pertenencia a un lugar. A mayor pertenencia y menor temporalidad parece que se aseguran más los mecanismos de reciclaje político, cooperativas de consumo; y a la inversa el skipping y el supermercado (ya sea en su acepción compra o robo). Así cada opción se retroalimenta. Ya que en los casos más extremos de temporalidad y desconexión con la realidad ni tan siquiera se suele hacer el esfuerzo por dejar como estaba la basura. Con la consecuente molestia para el vecindario por suciedad. Lo que suele llevar a que las tiendas que tiran la comida lo hagan arrebujado entre otras cosas o en horarios más exactos para que no pueda haber aprovechamiento, i por tanto pierda su condición de “heredable”.

1 comentari:

Els reptes socials del Turisme ha dit...

Hola Victor,

Tens un bloc amb articles molt interessants.

Ja fa un any que al meu barri, cada nit, la gent busca menjar a les escombreries públiques i privades de cada casa. Es molt trist. Especialment, quan veus que es fan campanyes de MKT per vendre que tot va bé. En realitat, es tapen les miseries de les persones i se'ls converteix en invisibles per no assumir que hi ha una problemàticia social donat que no es volen trobar solucions socials perquè no generen beneficis econòmics. La millor manera es fer veure que el problema no existeix. Inteligència al poder.