dilluns, 8 de març de 2010

Esto solo lo arreglamos entre todos

Extraido de la lógica que se va imponiendo en los manuales de buena conducta empresarial, llega una campaña viral pagada y financiada por los de siempre. Una suerte de pactos de la Moncloa, pero en versión perversa. Así como el primero en el '77 tenía a miles de trabajadores en las fábricas i muchas más personas en las associaciones de vecinos/as que hicieron posible hasta cierto punto, ese cambio. En esta ocasión la identidad de los que han sufrido la dictadura capitalista de los últimos años es difusa, poco unificada, y menos aún organizada.

Ni los movimientos sociales, ni las associaciones de vecinos, ni grupos autónomos, ni ONG's hemos sabido ser parte de la población. Somos más bien un ente a parte que mira por encima del hombro constantemente al resto (supuestamente no organizados, o mal organizados) y por ello ahora la solución al conflicto, la crisi, se plantea des de su lado. Quiero decir que apate de las soluciones autónomas, que me gustan mucho, no hay capacidad negociadora a nivel macro.

Los manuales que se dan en la formación profesional para adolescentes de 16 años no han cambiado un ápice a la época de Napoleón (la revolución liberal francesa) con su célebre frase "dentro de cada mochila hay un general". Ahora es, dentro de cada uno de vosotros hay un emprendedor con una multinacional por crear. Teneis que asumir el riesgo, montar una pequeña empresa con idea de futuro que irá creciendo si haceis lo que teneis que hacer y finamente montareis un holding impresionante con tentáculos en los 5 continentes. Que eso se lo digan a los estudiantes de ESADE (como Jodi Hereu, por ejemplo) pase, pero a chavales de barriada que están estudiando un grado medio es como mínimo para denunciarlo.

Y este es el espíritu preponderante. Todos somos iguales, hay libertad de mercado igual para todas, y todos tenemos las mismas posibilidades. Ahora viene una época en la que se abren oportundades para todos y hemos de apovecharlas, asumir los riesgos y no quedarse rezagados en lo mal que lo pasamos ayer. Pedid un crédito (más), salid a la calle y generad riqueza con ello, sólo hace falta que esteis despiertas y no desperdicieis la ocasión que pasará delante de vuestras narices. Ya que la alternativa a ello es quedaros en casa mirando al ayer y deprimiros y ser unos parásitos sociales, y que la gente y la prensa pase de vosotras.

Es el momento en el que ser historiador está mal visto. Al fin y al cabo si no están de tu lado suelen ser un poco incómodos, no Rita? Es el momento en el que la memoria puede jugar un papel importante. Ya que recordar y mirar al ayer no es quedarse en casa a deprimirse, si no la tasa de suicidios entre los historiadores sería altísima.

Y es que hay que recordar que todo este interés desmesurado a que no miremos al ayer y a que asumamos los riesgos que nos depara el futuro tiene una base my repetida históricamente. Las empresas multinacionales por muy bien que funcionen jamás tendrán tanta creatividad, originalidad y adaptabilidad al medio como el conjunto de la gente. Pero si esa gente trabaja para otros, normalmente se guardará unos ases en la manga. Y la manera de que no se guarde esos ases en la manga es que sea el dueño de la iniciativa. Lo único que hay que controlar es como poder absorberla una vez haya llegado a crecer, o como hundirlas a todas si es que de repente son demasiadas y la libertad de mercado empieza a hacerse efectiva, crisi bursátil.

Quien no mira al pasado está condenado a repetir los errores. Por tanto, el mensaje que nos dan no es lo equivocado, para mi está claro, hemos de montar empresas, que haya el peligro de que nos utilicen no quiere decir que no aceptemos la partida, lo que para jugar la partida hemos de haber analizado bien antes todos los movimientos de nuestros adversarios y poderlos tener bien clarito en nuestro imaginario para identificar el nosotros y el ellos.

En momentos como este la polarización política es necesaria.

1 comentari:

Eifonso Lagares ha dit...

La situación es muy difícil de arreglar con ellos o sin ellos, pero también me da la sensación de que muchos esperan que papa estado solucione todos los problemas económicos que tenemos y que estamos ahí porque nos han metido en este profundo hoyo los que están detrás de la web de referencia. Hay que luchar contra el inmovilismo de los gobiernos frente a las grandes multinacionales y los grandes especuladores, que hacen y seguirán haciendo los que les venga mejor para sus intereses.

Saludos
Eifonso Lagares - Islas Cíes Blog