dimarts, 27 de maig de 2008

fotografías sin arte


Aquí os dejo las fotografías que nos ha dejado este ayuntamiento, el qual prefiere una merma de derechos sociales, y no se atreve nunca a hacer frente a los propietarios.

-----

Los desalojos son la forma que tiene el capitalismo de apropiarse de pedazos de nuestra geografía que no són o había dejado de ser suyos.

La tenencia de una cosa para ello, ya no implica propiedad, y quien usa algo, no es reconocido como legítimo poseedor de su habitáculo. Para la ley, (y la mayor parte de la población con ella) tan sólo un pedacito de papel de alguien que puede ni haber oido hablar de dicho trocito de mundo es lo que la da la potestad de ser dueño.

Así justificamos que gente se quede sin casa incluso en invierno, y que éstas queden a merced de la especulación más salvaje. Nada importa que las personas colindantes no disfruten de la compañía que poco antes les alegraba su existencia. Ahora el orden de las cosas se ha restablecido y ni tu ni yo, tenemos nada que decir.

Eso es lo que ejemplifican estas fotos, el vacío que queda tras una existencia. Nos gustaría, o no; sería deseable, o no. Pero en tanto que conocida era parte del lugar.



http://ckasas.deviantart.com/gallery/

2 comentaris:

JC ha dit...

El artículo, en líneas generales, está muy bien... Pero, después de todo lo leído anteriormente, no acabo de entender, sin entrar en el más puro ámbito jurídico -que no humano-, cómo puedes generalizar de manera que pasen a ser parte de un mismo grupo a una familia sin recursos, sin ánimos de hacerse notar en el vecindario más allá de lo que su propia presencia destaque en el entorno social, con un grupo de personas, que aun teniendo recursos, prefieren aprovechar al máximo y sin miramientos todos los agujeros legales y vivir de lo que los demás contribuimos, sin devolver nada acambio. Algo así como "antisistema"... te invito a que publiques algo en este sentido y me lo hagas saber....

4t2a ha dit...

Para contestar en breve, però sin contestarte bién. Creo que planteas una dicotomía falsa. Para empezar las personas que okupan no viven de lo que otras contribuyen, ya que para empezar los edificios okupados son en un 95% edificios de personas o empresas privadas que decidieron voluntariamente abandonarlos. Eso equipara a los 2 sujetos que mencionas, que de hecho pueden ser muchos más que esos 2.

Yo creo que si la gente no confía en la okupación es por que hay mucha gente que lo ha convertido en una identidad y dentro de ella es muy difícil hacer algo que no sea por y para el grupo identitario. Por mucho que digan que la prensa ha creado esa etiqueta, la han generado ellos mismos más que la prensa.

Pero a lo que vamos, si hablamos en unos términos tan materialistas como los que planteas. La realidad es que ambos sujetos hacen lo mismo. Buscan un hueco en la legalidad para un beneficio propio, ya sea en el primer caso, alguien que se ha quedado sin recursos y que se aprovecha de una casa. Como alguien que no tiene personalidad y se dedica a "hacerse notar" con el pretexto de llenar su vacío interior.

Lo que diferencia a unos de otros y por tanto las categorías són mucho más complejas, son 2 cosillas.

A quien se okupa (a un propietario, al estado, a una multinacional, a una compañía que hace mobbing a vecinos, ...)

Quien son los beneficiarios reales de la okupación (yo, yo y mis amigos, yo y los que visten como yo, o realmente me aparto de símbolos y se buscan fórmulas reales de conseguir producir un cambio social más allá de los míos).

Cualquier otra diferenciación no me gusta.